item7a AlanCrottypic3
Patagonia, Tierra del Fuego, y item7a
item7a
AlanCrottypic3 Página principal Central del Chubut FC Sud a Neuquén FCE argentino FFCC del E chileno Isla de Chiloé FCE trocha 75cm AlanCrottypic3
FFCC ganaderos Trenes carboneros Ushuaia ayer y hoy Atlántico del sur FFCC de las salinas FFCC industriales Fuentes
AlanCrottypic3
item7a

Apéndice 9

CAPITULO LVI (parte), del libro de William Rögind.

Por razones de calidad y del gran tamaño del archivo las ilustraciones y sus títulos han sido omitidos.

FOMENTO DEL TURISMO

El 18 de Enero de 1924 quedó inaugurado el nuevo servicio del tren de turismo, que la Administración General de los Ferrocarriles del Estado y el Ferrocarril del Sud, resolvieron correr hacia el lejano sud, la misteriosa y legendaria zona de los grandes lagos andinos, franqueando al viajero las puertas de un reino desconocido.

El precio moderado del pasaje de ida y vuelta y la comodidad apreciable en la excursión y estada en los hoteles, obtuvieron el éxito más halagüeño y completo. Los quince días del termino para el viaje de los turistas fueron aprovechados en diversas campañas de recreo, visitando los pueblos patagónicos, las pintorescas estancias de campo, las montañas, bosques y lagos regionales.

Para el viajero metropolitano que va hacia el lago Nahuel Huapí, en excursión de placer, estos viajes significan el advenimiento de una nueva orientación dentro del turismo nacional, hasta entonces tan frívolo como incipiente en orientación, llamada a liberarle de todo prejuicio y sugestión extranjera, facilitandole el conocimiento y la frecuencia de su propio país, lo que es un deber para cierto punto descuidado por los argentinos.

Como un complemento de estos viajes de turismo, y para que ellos alcanzaran trascendencia, era necesario centralizar el concepto, y dar a la propaganda patriótica aislada, la cohesión de un esfuerzo permanente susceptible de mantener vivo el interés de la bella obra a realizarse. Respondiendo a esta necesidad se constituyó en forma espontánea una Asociación de Amigos de Nahuel Huapí, integrada por caballeros de solida cultura y espíritu generoso, que se proponían dedicar al florecimiento del Gran Parque Nacional del Sur, muchas de sus energías y todos sus entusiasmos.

Lo que primero debe hacerse — manifestó el Presidente de la Comisión, Dr. Manuel Augusta Montes de Oca — es proporcionar facilidades de transporte a los comerciantes de la región. El establecimiento de la línea ferroviaria a Nahuel Huapí viene a establecer el vinculo necesario para una incorporación practica a nuestra nacionalidad, y por su parte la Comisión Pro-Parque hará lo posible para colaborar en la obra de los ferrocarriles, patrocinando todo lo que tienda a la creación de caminos y a los medios que faciliten la comunicación de las diversas partes de la región.Hasta ahora la Argentina ha practicado poco turismo, con el resultado de que muchos habitantes ignoran que aquí existen bellezas que asombrarían a los naturales de los países reputados por su belleza de paisaje. Por eso, debe considerarse obra patriótica la que se inició con la formación de la Comisión Pro-Parque para dar a conocer los sitios más hermosos de nuestra patria.

La idea del Parque Nacional del Sud, se debe al Doctor Francisco P. Moreno, ilustre perito, quien trabajaba infatigablemente en la fijación de 1os limites con Chile (1902).

De la Guía del Nahuel Huapí y Parque Nacional del Sud, editada por la oficina de Turismo de los señores Hildebrandt y Mejling, de San Carlos de Bariloche, tomamos las siguientes notas:

«En reconocimiento de los méritos que la labor eficaz del Dr. Moreno adquirió para la patria, el Gobierno Argentina le concedió el área de lastres leguas de tierra situadas entre el Lago Nahuel Huapí (Puerto Blest) y la Laguna Frías.

Pero el espíritu patriótico de Moreno no aceptaba tal donación. Devolvió las tierras al Gobierno, con todo la indicación de que dicha área debería formar la base para un futuro Parque Nacional, en pro de todos los habitantes de la República quienes en sus a vastos terrenos, dotados de insuperables tesoros naturales, habrían de encontrar el punto ideal para fortificar el cuerpo y para elevar el espíritu.

La idea fué acogida favorablemente por el Superior Gobierno y con decreto de fecha 8 de Abril de 1922 se declaró «Parque Nacional del Sur» un área aproximada de 785.000 hectáreas.

 

VIAJE AL NAHUEL HUAPÍ

El desarrollo nacional del mundo tiende hoy día a acortar las distancias en todas partes. Así también el Nahuel Huapí ya no queda «allá en el Sur» como se decía antes de una manera vaga.

Los rieles de los FF. CC. del Sud y del Estado, han abreviado para el viajero la distancia larga entre la Capital de la República y su Gran Parque Nacional.

En la actualidad, un viaje al Nahuel Huapí no exige otras preocupaciones que las que requiere cualquier otro viaje a puntos distantes, pero bien comunicados con los centros básicos de la República.Sin tener que recurrir a intermediarios, todo pasajero que desea trasladarse a San Carlos de Bariloche por su propia cuenta, utiliza hoy en día el tren rápido a Carmen de Patagones que durante el verano sale de Constitución los días Martes Viernes a las 18.35 horas.

En el coche comedor del Ferrocarril del Sud se toma la cena y en un camarote aseado y cómodo descansa bien. A las 7.15 por la mañana de los días Miércoles y Sábado respectivamente se llega Bahía Blanca.

Sin cambiar de tren y en el mismo camarote, sigue luego el viaje hasta Carmen de Patagones donde llega a las 14.25 del Miércoles o a las 15.48 del Sábado. Antes de la llegada, se presenta en el tren el empresario de trasbordo, Don Julián Lavayen (agente del Expreso «La Confianza» y agente local de la Oficina de Turismo de San Carlos de Bariloche) o su representante y él se encarga de efectuar el trasbordo indicando al viajero los autos y lanchas que deben tomar.

Ya en la actualidad — 1936 — este cuadro cambia de una manera radical y beneficiosa para el turista.

El puente sobre el río Negro que une a Patagones y Viedma y a la red del F.C.S. y de los FF.CC. del Estado está construído. No hay trasbordo. El viajero sale de la estación Plaza Constitución y llega, sin molestias, en el mismo coche dormitorio, con el maximun de comodidades San Carlos de Bariloche. Esta obra de progreso realizada con empeño, abre al turismo argentino perspectivas promisoras.

Una corriente de curiosos viajeros se acrecienta. Mes a mes se la ve más nutrida y entusiasta. Empresas de viaje organizan en temporadas propicias excursiones económicas. El problema del hotel está resuelto en el Nahuel Huapí.

Más adelante, la competencia produciría la baratura en los precios del hospedaje. Y así tendrá la Argentina su «región paradisiaca» con el poder suficiente de atracción que permita contar con falanges renovadas de turistas extranjeros.

Que la comodidad y el esfuerzo en ese sentido, jamás deja de proyectar su influencia, que compensa sacrificios y satisface aspiraciones.

Así, diremos que al dejar Viedma, y con la luz esplendente del nuevo día, el viajero se encuentra ya en pleno centro de la Patagonia y desde las ventanillas del tren puede entregarse a la contemplación de estos parajes inmensos, solitarios y majestuosos en su grandeza y su imponente silencio.

En medio de la soledad se extienden estancias de proporciones mayores, a veces que muchos principados europeos, poblaciones importantes para el comercio de la región, como Maquinchao e Ingeniero Jacobacci. Esta última se llamaba Guahuel Niyeu y hoy lleva el nombre del meritorio constructor de la línea del Ferrocarril hasta este paraje.

La estación siguiente a Ingeniero Jacobacci es Clemente Onelli, el nombre del famoso director del Jardín Zoológico de la Capital Federal hace dar aquel episodio del año 1922, cuando bajo sus ordenes se traslado al Nahuel Huapí la comisión encargada de buscar al legendario Plesiosauro, cuya imaginada aparición en las aguas del lago ocupaba en aquel entonces los círculos científicos de casi todo el mundo.

Después de dejar Clemente Onelli, el tren se interna en el pintoresco «Cañadon de la Viuda», cuyo trayecto es lo más interesante del viaje desde Viedma, por las múltiples curvas, pendientes y puentes que se pasan en medio de las faldas de cerros elevados y así, entre cuadros y estampas naturales, verdaderamentes esplendidas, se llega a San Carlos de Bariloche, corazón de esta zona de tan variada y pasmosa belleza.

 

VOLVER
a la página principal

VOLVER

arriba

VOLVER
a la página sobre el diversificación del FS Sud

CAPÍTULO SIGUIENTE
Ramales de trocha ancha del FCE

 

Capítulo 3

El FC Sud a Neuquén

Guía al sitio

Páginas fundamentales

Construcción

A lo largo de la traza

Operación

Locomotoras

Material rodante

El trasandino sur

Diversificación

Apéndices

1 Detalles de la ruta

2 Lista de locos

3 Mapa del riego

4 Rögind capítulo 25

5 Rögind capítulo 30

6 Rögind capítulo 49

7 Rögind capítulo 55

8 Rögind capítulo 56A

9 Rögind capítulo 56B

10 Coleman capítulo 2

10A Coleman capítulo 2A

11 Coleman capítulo 3

12 Coleman capítulo 5

13 Mapa del red del FC Sud •

14 Horario de 1955

15 Fotos actual

16 FCS rules relating to Neuquén line

17 •

18 •

19 Decretos Línea Potasio

20 Itinerario Frutero

21 Decretos Trasandinos

22 Enganches Automáticos

23 Especificación Coche Motor

FERROCARRILES
FERROCARRILES EN EL CONO SUR
Página principal Central del Chubut FC Sud a Neuquén FCE argentino FFCC del E chileno Isla de Chiloé FCE trocha 75cm FFCC ganaderos Trenes carboneros Ushuaia ayer y hoy Atlántico del sur FFCC de las salinas FFCC industriales Fuentes