item7 AlanCrottypic3
Patagonia, Tierra del Fuego, y item7
item7
AlanCrottypic3 Página principal Central del Chubut FC Sud a Neuquén FCE argentino FFCC del E chileno Isla de Chiloé FCE trocha 75cm AlanCrottypic3
FFCC ganaderos Trenes carboneros Ushuaia ayer y hoy Atlántico del sur FFCC de las salinas FFCC industriales Fuentes
AlanCrottypic3
item7

Apéndice 12

Unos ferrocarriles no construidos: Capítulo 5 del libro de Arturo Coleman.

Por razones de calidad y del gran tamaño del archivo las ilustraciones y sus títulos han sido omitidos.

CAPITULO V.

FERROCARRILES QUE NO SE CONSTRUYERON

Es sensible comprobar, hoy, que distintas líneas proyectadas por el Ferro Carril Sud, que hubieran sido construídas hace muchos años, valorizando inmensas porciones del territorio argentino en el Sur, jamás se llevaron a cabo, por causal completamente ajenas a las decisiones de la empresa, regiones que siguen huérfanas de líneas férreas y por lo tanto dotadas solamente de restringidos transportes camineros.

Entre los proyectos elaborados por el Ferro Carril Sud, para construir líneas enlazadas con las vías al Neuquén, todas ellas en el lejano Sur, figuraban las de Río Colorado a Conesa ; de Choele Choel a Conesa ; de Conesa a Patagones, a Viedma, a San Antonio Oeste o a Valcheta, según mejor conviniera. El proyecto de la línea de Choele Choel a Patagones o a Viedma, estaba muy adelantado en sus estudios y trazados, al punto que los materiales se habían acumulado en las estaciones Choele Choel, (hoy Darwin), y Río Colorado en enormes cantidades.

Interesadas las poblaciones de Viedma, Patagones, Conesa, Coronel Pringles (R. N.), Choele Choel, etc. en la construcción de este ferrocarril, formaron comisiones vecinales que acudieron, en repetidas oportunidades, ante las autoridades gubernativas y cámaras legislativas de la República, solicitando el pronto y favorable despacho de la concesión pedida por el Ferro Carril Sud, que, en atención a la importancia y valor de la línea a extenderse, se daba por segura. Todas las comisiones regresaban a sus pueblos satisfechas de las promesas recibidas, pero la concesión no se otorgaba y los materiales seguían esperando su utilización.

Después de excesiva demora, el Senado votó el 27 de setiembre de 1929 la autorización facultando al Ferro Carril Sud para construir varios ramales ampliatorios de su red, entre ellos la línea de Choele Choel a Patagones, por la margen del río Negro.

Cuando los vecindarios se lamentaban por la tardanza en construir el ferrocarril [267][268-271] criticó repetidamente la causa de las demoras, y uno de los diarios más importantes hacia el siguiente comentario : “Obras llamadas a alentar el progreso, a crear nuevas energías económicas y facilitar el trabajo de 1a tierra, a radicar comercio e industria, a producir mayor riqueza nacional, obras eminentemente civilizadoras, estudiadas por dependencias técnicas del gobierno y reclamadas insistente y clamorosamente por los vecindarios, podían estar, no ya en ejecución, sino terminadas y prestando sus grandes beneficios al país, si no fuera que el poder público, llamado a llenar la fórmula de la legalización, se convirtió en el tropiezo que habría de demorarlas por pura despreocupación o indolencia para todo lo que no sea política electoral o egoísmos partidistas. La autorización para la línea férrea de Choele Choel a Patagones, ha sido urgida por la compañía solicitante que tenía los materiales y el dinero listo para iniciar su construcción. La pidieron los pobladores de todo el valle inferior del Río Negro, en reiteradas notas, memoriales y gestiones personales de núcleos representativos, que se trasladaron a la capital para rogar a los legisladores que votaran de una vez el asunto, que no requería estudios ni presentaba dificultades, pero el Senado se convirtió en un cuerpo sordo y ciego, retardando la sanción de la ley sin ningún motivo o causa justificada, hasta que recién anteanoche, según informamos ayer, le prestó su voto autorizando la construcción del ramal. He aquí que los poderes públicos resultan los obstáculos para las iniciativas privadas que se proponen estimular el progreso del país y crear factores de trabajo y riqueza en zonas que las reclaman como elementos esenciales para su vida [272] su evolución económica. Es de esperar que la sanción definitiva y su promulgación por el Poder Ejecutivo no ha de tardar, y que la compañía del Ferro Carril Sud, emprenderá de inmediato los trabajos de construcción de esa línea llamada a transformar las soledades del valle medio e inferior del Río Negro convirtiéndolas en un emporio de labor y riqueza."

A los dos días, el mismo diario tenía que volver sobre el asunto, escribiendo :"En la sesión del viernes último, según lo anunciamos, el Senado aprobó el proyecto de ley autorizando a la compañía del Ferro Carril Sud para construir entre otros ramales de sus líneas principales, uno que partiendo de Choele Choel y costeando la margen derecha del río Negro, terminaría en Patagones. La sanción se produjo sin discusión y por el unánime voto de los senadores, mencionándose los insistentes pedidos de las poblaciones llamadas a beneficiarse con esa línea en el sentido de que no se clausuraran las sesiones parlamentarias, sin aprobar esa ley.

Con honda decepción se habrán enterado los pobladores del Río Negro del sur de la provincia de Buenos Aires, de que sus anhelos se ven una vez más defraudados.

El Senado votó la ley el viernes, pero los diputados habían decidido, por motivos políticos, no sesionar más y dejar que expirara el período de sesiones ordinarias. Ayer entró en receso el Congreso y la autorización al Ferro Carril para construir la línea Choele Choel a Patagones, ha quedado diferida para las calendas griegas por obra y gracia de los legisladores que tienen en tan poca estima los intereses del país y los factores de su progreso". [273]

Jamás pude conocer que razones habían primado para que tal vital línea férrea encontrara tantos tropiezos y dilaciones. Sabía el interés que tenía el Directorio del Ferro Carril Sud, en Londres, porque en distintas oportunidades le acompañé a recorrer parte del trazado de la línea, que era muy costosa y presentaba problemas técnicos importantes. Basta decir, que la línea debía cruzar la isla de Choele Choel, lo que significaba la construcción de dos grandes puentes sobre el río Negro, uno de entrada a la isla y otro de salida por el paso Peñalva. La idea, que yo defendí con calor, siendo aceptada, era que los pobladores de la isla Choele Choel debían tener la oportunidad de utilizar el ferrocarril, para lo cual se había proyectado un ramal con sus estaciones correspondientes, para el servicio de Lamarque y la parte oeste, que es la más poblada. El establecimiento "La Genoveva” del Dr. Víctor Molina, hubiera utilizado la estación Lamarque para su movimiento de cargas.

Lamenté sinceramente que todos los esfuerzos se estrellaran y debo afirmar que no puede achacarse la culpa al Ferro Carril Sud, de que, en la actualidad, aquellos ricos parajes, aptos para una explotación remunerativa, carezcan del transporte ferroviario.

La excesiva demora en aprobar la autorización necesaria, permitió que se presentara la periódica crisis económica en el país, y justamente se elaboraron proyectos para estimular la lógica navegación fluvial por el río Negro, desde Patagones y Viedma hasta Choele Choel, recorrido que era paralelo al trazado propuesto por el ferrocarril. Ambos métodos de transporte tenían forzosamente que anularse mutuamente, y el Ferro Carril Sud abandonó su idea y retiró los materiales depositados en Choele Choel y Río Colorado. El resultado sensible fué que ni se estableció navegación regular en el río Negro, ni se construyó la línea férrea, aunque, forzosamente, alguno de los sistemas tendrá que implantarse en el futuro, para impulsar el progreso eficiente de aquella privilegiada zona. [274]

 

25-5-08

VOLVER
a la página principal

VOLVER

arriba

VOLVER
a la página sobre el construcción del ramal a Neuquén

CAPÍTULO SIGUIENTE
Ramales de trocha ancha del FCE

Capítulo 3

El FC Sud a Neuquén

Guía al sitio

Páginas fundamentales

Construcción

A lo largo de la traza

Operación

Locomotoras

Material rodante

El trasandino sur

Diversificación

Apéndices

1 Detalles de la ruta

2 Lista de locos

3 Mapa del riego

4 Rögind capítulo 25

5 Rögind capítulo 30

6 Rögind capítulo 49

7 Rögind capítulo 55

8 Rögind capítulo 56A

9 Rögind capítulo 56B

10 Coleman capítulo 2

10A Coleman capítulo 2A

11 Coleman capítulo 3

12 Coleman capítulo 5

13 Mapa del red del FC Sud •

14 Horario de 1955

15 Fotos actual

16 FCS rules relating to Neuquén line

17 •

18 •

19 Decretos Línea Potasio

20 Itinerario Frutero

21 Decretos Trasandinos

22 Enganches Automáticos

23 Especificación Coche Motor

FERROCARRILES
FERROCARRILES EN EL CONO SUR
Página principal Central del Chubut FC Sud a Neuquén FCE argentino FFCC del E chileno Isla de Chiloé FCE trocha 75cm FFCC ganaderos Trenes carboneros Ushuaia ayer y hoy Atlántico del sur FFCC de las salinas FFCC industriales Fuentes